La obtención de pedidos y el proceso de pago es el objetivo final de cualquier actividad de venta. Sin embargo, muchas empresas se sienten desbordadas con el proceso de gestión de pedidos, especialmente cuando se requiere soporte para varios idiomas y zonas horarias. Esto puede llevar a disminuir los tiempos de respuesta, clientes frustrados y pedidos perdidos.

Por ello, ofrecemos una solución “outsourcing” para la gestión y finalización de los pedidos de una manera rápida y eficaz,  realizando además una labor de seguimiento, tanto de la venta, como de la satisfacción del cliente.